Familia y Adicciones

Influencia de la familia en las adicciónes

Según sea la calidad de las familias, será la calidad de los ciudadanos del mundo.
En la medida en que las familias no cumplen sus funciones básicas, surgen de ellas individuos con más carencias sociales, emocionales, morales, intelectuales y hasta físicas. ¿Cuáles son esas funciones? En primer lugar, está la de acoger al otro (cónyuge, hijo, padres) simplemente porque es persona. Esta acogida es el fundamento de la seguridad personal y del respeto por sí mismo. Luego, por ejemplo, la de la calidez de la madre, la protección del padre, el amor entre los padres como formador de esperanza y compromiso, la respuesta a preguntas existenciales tales como “¿Quién soy? ¿Cómo es la vida? ¿Para qué estoy aquí?”. La familia tiene la capacidad, y por tanto la función, como ninguna otra institución, de transmitir valores, normas,límites, fe, confianza, así como de marcar con claridad cuáles son nuestros derechos y responsabilidades.

Diversos estudios han encontrado que la tasa de adicciones a las drogas y/o el alcohol es más frecuente en personas que tienen familias disfuncionales, incapaces de darles un sentido de pertenencia, de marcar límites adecuados, formar el sentido de responsabilidad y respeto y de satisfacer las necesidades emocionales básicas de la persona. Son familias, por ejemplo, donde cada uno se encierra en su cuarto a ver la televisión, si la tienen, o ven todos el mismo programa sin intercambiar palabra. O donde cada uno vive una vida aparte que no incluye a los demás y usan la casa apenas para dormir y a veces comer. Suelen ser familias que no protegen a sus miembros. O, en la contra parte, que los sobreprotegen, obstaculizando su desarrollo como ser independiente. En muchas de estas familias los padres están divorciados o separados, falta alguno de ellos o ambos trabajan todo el día, dejando a los hijos a cargo de la televisión o de la calle.
También son frecuentes entre los adictos las familias donde el ambiente es frío, hostil o incluso
violento. Las familias de los adictos suelen tener serios problemas de comunicación, especialmente respecto a los sentimientos y las emociones. Otra situación frecuente es que los padres utilizan a los hijos para pelear entre sí.

FUENTE:La Familia y las Adicciones. CONADIC Recuperado de http://www.conadic.salud.gob.mx/pdfs/cecas/qro/anud43_fam.pdf
Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca del blog

Este blog ha sido diseñado con la intención de brindar un poco de orientación a esta situación tan desconcertante que representan las adicciones.

Publicaciones Recientes

Síguenos

Abrir chat